SOMOS COMO HABITAMOS

RUTINAS, RITMOS & RITUALES

LA PARADOJA DEL VACÍO

Ver al vacío como materia prima nos permite proteger los vínculos entre lo visible y lo invisible, entre lo evidente y el misterio.

El ser humano se define en la medida en que habita y, por lo tanto, en la medida en la que pertenece a un espacio. De esta manera, el espacio debe ser una extensión de cada persona, y se completa solo cuando esta ocupa sus vacíos y le pertenece.

A partir de esto resignificamos espacios que se adaptan y se proyectan hacia la mutabilidad de la vida, hacia el fortalecimieto de la realidad. Más allá de disponer simples objetos de seducción sensorial, nuestra arquitectura relaciona, media y proyecta significados.

LA EXPERIENCIA Y EL SERVICIO

Se trata de crear espacios llenos de oportunidades para descubrir rutinas, ritmos y rituales. Se trata de crear un espacio al que pertenezco, y viceversa, se trata de crear espacios como respuestas.

Nuestra fortaleza yace en la alta capacidad de lectura de los intereses del cliente, vinculada con la amplia cultura visual y las nuevas técnicas. La armonía de estos elementos nos permite traducir imaginarios a espacios físicos y hápticos.

EUGENIO ORTIZ

Arquitecto de la Universidad de los Andes con opción en Diseño Textil. A través de su carrera a estado involucrado con el mundo del diseño y el diseño textil, enfoques que han contribuido a su sensibilidad como creador de espacios pensados en el usuario. A cultivado su carrera con especial interés en la forma en cómo viven la personas, y en cómo traducir personalidades e ideas en espacios habitables. Su ojo rigurosamente educado en paletas de colores, armonía y estética le permite crear atmósferas sobrias pero aún sofisticadas y cargadas de símbolos y elementos que contribuyen a la construcción de identidad de sus habitantes.